Comunicación & Prensa


La competencia comunicacional aplicada a la gestión de comunicaciones de prensa implica al conjunto de habilidades necesarias para establecer desde la organización una relación con los periodistas y representantes de los diferentes medios gráficos y audiovisuales.

 

De lo que se trata es de crear y mantener relaciones eficaces y positivas con la prensa con el objetivo de:

 

Aumentar la notoriedad de una persona o de una organización;

 

Transmitir una imagen definida en la estrategia de comunicación o, al menos, una imagen conforme a la deseada por una persona o de una organización;

 

Favorecer un juicio positivo hacia una persona o de una organización suscitando movimientos de empatía y comprensión;

 

Difundir toda información útil al mapa de públicos de una persona o de una organización;

 

Transmitir toda información concerniente a una persona o de una organización y que esté ligada a una actualidad de interés general, es decir que sea noticiable.

 

Asimismo, la gestión de prensa comprende, por su reciprocidad, acciones de seguimiento de la prensa para lo cual es fundamental conocer todo aquello que se dice de una persona o de una organización a través de los medios y estar al tanto de los temas de actualidad vinculados directa o indirectamente a sus intereses reputacionales. Entre ellos, la evolución del entorno económico, disposiciones legislativas o normativas, novedades tecnológicas, novedades del mercado, etc.

 

Hoy en día muchas personas aún no se dan cuenta de hasta qué punto la comunicación institucional ha aumentado su influencia desde el surgimiento de Internet y el auge de los Social Media. Esta influencia continúa creciendo al igual que la popularidad y la utilidad de Internet y los medios sociales en sí. Literalmente, se agregan millones usuarios medios sociales nuevos cada mes, y representan la forma más extraordinaria de dirigirse a todos sus públicos y a la opinión pública.

 

Los periodistas , los productores y editores de noticias prefieren en la actualidad, recibir noticias accediendo instantáneamente por servicios de mensajería on line, redes sociales, correo electrónico y sitios web en un ciclo de noticias que sucede en tiempo real las 24 horas de los 7 días de la semana.

 

La visibilización que los medios sociales otorgan a individuos, organizaciones con fines de lucro y sin fines de lucro, causas, activistas, personalidades, influencers, etc, han aumentado la influencia y la aparición de dichas publicaciones que luego son recogidas por la prensa profesional.

 

En este contexto, es no es aconsejable que una organización no cuente con un área de prensa o con un servicio externo de prensa. Incluso, muchas organizaciones de todo tipo que cuentan con la implementación de un departamento o director de comunicación han incorporado en ellos al área de prensa o su encargado.

 

Para ello pueden realizar una búsqueda interna y promocionar a uno de sus empleados como Encargado de Prensa. En ese caso, la organización está optando por invertir en que un miembro de la misma se forme en las técnicas de relaciones con la prensa y no en formar a un especialista en la gestión de prensa en los temas que hacen a la vida y cultura organizacional.

 

También es posible recurrir a la contratación de servicio externo para la gestión de prensa

(un agente de prensa independiente, una agencia de relaciones públicas o una consultora en comunicación).

 

Para la realización de todas estas y otras tareas relacionadas con la prensa que pudieran surgir, el responsable de gestionar la prensa de una organización deberá ser muy cuidadoso en la relación con dos niveles clave y complementarios:

 

1 - Periodistas: la persona encargada de esta área debería contar con un profundo conocimiento de la organización, su gente y las actividades que ésta desempeña; de las prácticas profesionales de la prensa; desempeñar un rol de servidor ante la prensa en lugar de tratar de ser una especie de protector de la información organizacional; establecer credibilidad en tanto que informador evitando parecer que se está vendiendo y hacer hincapié en brindar información noticiable sobre la eventos, productos o servicios. La relación con periodistas es siempre de largo plazo y permanente.

 

2 - Alta Dirección de la organización: el encargado del área debería recordarles las

reglas del juego e insistir sobre la libertad plena del periodista al mismo tiempo que debería intentar que las relaciones fluyan sin complicaciones y desmitificar el mundo de la prensa. La alta dirección, por su parte, debería guardarse de juzgar al encargado de la gestión de prensa por una sola acción ya que su eficacia no podrá apreciarse más que a largo plazo y tendría que prestarle real atención a las sugerencias tácticas que el encargado del área les haga respecto a los medios ya que es él el que cuenta con la habilidad profesional para relacionarse con los mismos. La fortaleza del vínculo con la prensa está en la relación, no en la cantidad de pauta que publicitaria en un medio dado, la prensa de una organización se construye en esa relación de mutua confianza, no se puede comprar.

 

En cualquiera de los casos, la organización deberá designar formalmente a un miembro capacitado para interactuar con quién provea el servicio. El proveedor externo puede hacerse cargo del servicio de prensa (cuando este no existiera dentro de la organización) o ayudar al área de prensa existente en algunas de sus tareas.

 

 

Entre los canales y soportes clásicos de las comunicaciones de prensa que generalmente se desarrollan podemos mencionar: comunicados de prensadossiers de prensaartículos pre – redactadosreportajes publicitariosboletines informativosfotos de prensainformes anualesconferencia de prensacomidas de prensa, viajes de prensa, media coaching, entre otros.


© 2003-2020 Comunicologos.com. Todos los derechos reservados.