Modelo de Maletzke



Gerhard Maletzke es un claro ejemplo de la influencia de la Mass Communications Re­search en la ciencia de la comunicación de masas alemana. En 1963 tradujo varias de las investigaciones de esta corriente al alemán en una voluminosa obra titulada Psicología de la Comunicación de Masas (traducido al castellano por la editorial Ciespal en 1970) en donde publica su modelo de comunicación.

 

Debe entenderse el campo de relaciones de la comunicación como un sistema dinámico complicado de dependencias e interdependencias de los factores participantes. [...] A diferencia de la mayoría de modelos esquemáticos similares, fundamentamos, por una parte y de antemano, nuestro esquema en datos específicos de la comunicación social mientras que por otra se integran aquí varios momentos importantes, indispensables para la comprensión de la comunicación social pero que hasta la presente casi no han sido tomados en cuenta por la investigación o no lo han sido del todo. A más de ello, este esquema deberá ajustarse, en mayor grado que los que le preceden, al entrelazamiento múltiple de los factores de campo (Maletzke, G., 1992, p. 52).

  

Maletzke parte de un esquema elemental que luego va progresivamente aumentando en complejidad hasta llegar al modelo que gráfica el proceso de comunicación social (Ver Gráfico).

 

La comunicación se puede conceptuar, inicialmente, como un mensaje (M) emitido por un comunicador (C) que da lugar a una vivencia (un efecto) en un receptor (R)

 

En la comunicación social, el mensaje llega al receptor a través de un medio de comunicación (MDC). Cada medio tiene unas características tecnológicas que inciden en el proceso perceptivo, en la vivencia y en los efectos que produce en el receptor. En la sociedad contemporánea la oferta comunicativa de los medios es enorme. Por ello el receptor debe llevar a cabo una selección de los medios a los que va a prestar su atención.  Así, el receptor toma una parte activa en el proceso de la comunicación social determinando qué mensajes son los que van a producir una vivencia en él.

 

Pero el receptor no es un individuo aislado, sino que se halla integrado, por un lado, en numerosas relaciones sociales y, por otro lado, forma parte de un público disperso.

 

Además, en los efectos también interviene la imagen que el receptor tiene de sí mismo, de su situación y de su rol y sus funciones en el sistema social. Asimismo, las características tecnológicas del medio elegido determinan los modos de conducta y vivencia del receptor. Por último, Maletzke señala que el receptor está bajo la “compulsión del medio” y que el receptor tiene una imagen del medio de comunicación.

 
Autores: Gerhard Maletzke
Referencias:
Maletzke, G., (1992). Piscologia de la comunicación social. Ecuador: Quipus.

© 2003-2020 Comunicologos.com. Todos los derechos reservados.