Modelos de las Relaciones Públicas



Según los autores Gruning y Hunt (1984) podemos diferenciar 4 Modelos Históricos de Relaciones Públicas (RRPP) que se encuentran vigentes en la actualidad y resultan valiosos a la hora de pensar y ejercer nuestro quehacer profesional dentro del campo de la Comunicación Institucional, transversal a todo tipo de Estrategias Organizacionales. 

 

1 - Modelo de Agente de Prensa o Publicity

 

En este Modelo, de tipo unidireccional, se prepondera la presencia permanente del cliente en los medios de comunicación con el fin de la persuasión; cuanto mayor sea la visibilidad mediática de nuestra organización, mejor serán los resultados.

 

Basado en la idea de Phineas Barnun “no existe la mala publicidad”, este modelo tiene como objetivo difundir información - en muchos casos no chequeada - , a través del Agente de Prensa, y trabajar para que ésta sea publicada o viralizada. Luego, se realiza un recuento y se cuantifica la presencia mediática alcanzada.

 

El problema de este método es que no se vinculan los resultados obtenidos de forma cuantitativa con un análisis posterior de tipo cualitativo, por lo que, no podemos saber a ciencia cierta si la aparición mediática de nuestro cliente fue, efectivamente, positiva o si tendrá algún impacto favorable a la hora de cumplir con sus objetivos organizacionales.

 

2 - Modelo de Información Pública

 

Surge a comienzos del siglo XX, cuando comienzan a proliferar las áreas de prensa de organizaciones, tanto públicas como privadas. Algunos sectores del periodismo, decidieron incursionar en las Relaciones Públicas Institucionales. Tiene como objetivo principal la difusión de la información y no se trata de un modelo persuasivo.

 

Si bien este formato es todavía unidireccional, dado que los datos fluyen desde las organizaciones a los públicos, se presta mayor atención en que la información difundida sea válida, evitando los datos falsos o rumores.

 

Uno de los principales impulsores de este Modelo fue Ivy Lee, reconocido periodista y escritor norteamericano, quien asesoró a grandes empresarios, tales como Rockefeller, en esta idea de que la información brindada a los medios debía ser transparente y de libre acceso.  De esta manera, las RRPP comienzan a ejercer como puentes de comunicación entre las organizaciones y los públicos, basado en el libre acceso de los datos, la transparencia y la veracidad de la información.

 

3 - Modelo Asimétrico Bidireccional

 

Este modelo tiene como finalidad la persuasión científica; para ello se basa en la investigación de los públicos para conocerlos y, de esta manera, lograr persuadirlos con mayor eficiencia. Se realizan estudios sobre sus intereses, comportamientos y motivaciones. Así, se genera un acercamiento entre la organización y la audiencia.

 

Es importante aclarar que, si bien se trata de un modelo bidireccional, es decir, la información fluye de la organización al público y luego el público responde en forma de feedback, es un formato asimétrico: el proceso comunicativo es planteado por la organización - emisor - y el público ejerce como receptor de estos mensajes.

 

Dentro de sus principales referentes, podemos nombrar a Edward Bernays, considerado uno de los padres de las Relaciones Públicas. Este Modelo comenzó a esbozarse en Estados Unidos por el Comité Creel durante la campaña de reclutamiento que el gobierno diseñó para convocar a los jóvenes ciudadanos a alistarse al ejército durante la 1era. Guerra Mundial.

 

4 - Modelo Simétrico Bidireccional

 

Este Modelo fue acuñado por Gruning y Hunt (1984) y su objetivo es considerar a las Relaciones Públicas como mediadoras entre las Organizaciones y sus Públicos, basado en la mutua comprensión y conocimiento, apuntando a un equilibrio entre el sistema propio de la organización y el resto de los sistemas de su entorno.

 

La investigación es, en este caso, una herramienta para conocer al público y comprender cómo la organización es percibida por parte de la audiencia así como determinar qué consecuencias puede tener la empresa sobre su target. De esta manera, se puede asesorar a la organización acerca de los intereses del público y cómo abordarlos de forma efectiva estableciendo un diálogo entre ambas partes, un entendimiento mutuo, donde la comunicación pasa a ser bidireccional, es decir, de doble flujo.

 

Así, se genera un espacio de mediación entre la audiencia y la empresa, dónde el responsable de Relaciones Públicas es quien se encarga de informar a la organización acerca de la opinión del público y, a su vez, es quien debe procurar alcanzar un equilibrio entre los intereses organizacionales y los del público y su entorno.  

 

Referencias:

Bernays, E. (2008). Propaganda. Barcelona: Melusina.

Gruning, J. y Hunt, T. (1984). Managing Public Relations. New York: Holt, Rinehart and Winston.


© 2003-2020 Comunicologos.com. Todos los derechos reservados.