Periodismo Ciudadano



Sabemos que se comunica a través de imágenes, sonidos o palabras. La revolución digital de la cual Internet es parte, ha permitido que las tres formas de comunicar lleguen de manera integrada a millones de personas en tiempos muy cortos.
 
En ese contexto, el Periodismo Ciudadano se presenta en el centro de la escena facilitando la puesta en marcha de conceptos como participación o colaboración en red.
 
Existe cierto consenso en afirmar como origen de este tipo de periodismo al año 1999 en Seattle, Washington, durante las manifestaciones realizadas contra la reunión anual de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que se realizaba en aquel lugar.
 
Recordemos también que el Memorial Stadium fue escenario del gigantesco acto Labor Rally donde participaron 30.000 militantes sindicales, convocados por la dirección de los sindicatos americanos (AFL-CIO). Al finalizar el acto 50.000 personas marcharon por las calles de Seattle haciendo fracasar la apertura de la reunión de la OMC y bloqueando las reuniones en los hoteles de los lideres globales. A este núcleo de militantes sindicales se sumaron miles de estudiantes, de ecologistas, feministas, campesinos y agricultores, activistas de derechos humanos que coincidían en la protesta contra las políticas de los Organismos Multilaterales. 

Es allí donde Indymedia (The Independant Media Center o IMC) se suma a la difusión de estas actividades y comienza a dar sus primeros pasos en la comunicación on-line estableciendo una red global de colaboradores para informar sobre diferentes temas también desde una perspectiva diferente a la ya transmitida por los medios tradicionales: la participación ciudadana en la elaboración y publicación de los contenidos. Esta idea fue creciendo y en 2002 había 89 sitios web de Indymedia cubriendo 31 países (y los territorios palestinos) hasta llegar a 150 en 2006.
 
Contemporáneamente comienza a extenderse rápidamente el fenómeno Blog como también la producción de contenido a partir de la utilización de software libre.
 
Todos estas transformaciones favorecieron que en el año 2000 en Corea del Sur, Oh Yeon-ho, Licenciado en Literatura Coreana y con un Master en Periodismo de la Universidad de Regent, fundara OhmyNews: periódico digital cuyo lema “Cada ciudadano es un reportero” era una clara síntesis de su modelo de desarrollo en la web. OhmyNews internacional ha estado diez años funcionando como medio, ahora existe como almacén de información y como blog.
 
Según Terry Flew, profesor universitario y teórico de la comunicación:“tres elementos son fundamentales para el surgimiento del periodismo ciudadano y los medios ciudadanos: publicación abierta, la edición en colaboración y el contenido distribuido. Desde esta perspectiva, la propia Wikipedia constituye el más grande y exitoso proyecto de periodismo ciudadano, en ocasiones con noticias de última hora de los editores de Wikipedia, y las historias se mantienen con los hechos nuevos que surgen”.
 
La participación de los ciudadanos en el ámbito informativo (entre los que destacan la cobertura de los atentados del 11M de 2004 en Madrid y de Julio de 2005 en Londres)  y, sobre todo, en el periodístico ha recibido diferentes nombres dependiendo del momento y de los autores que han tratado de definir el fenómeno: periodismo público, periodismo democrático, de guerrilla, periodismo de calle, voluntario o periodismo 3.0. En estos últimos años, el nombre que mejor define este fenómeno (o al menos el más extendido y el que han expuesto y argumentado profesores como Dan Gillmor) es periodismo ciudadano o participativo.
 
Hay muchas formas de periodismo ciudadano. Desde una persona que toma una fotografía en el momento justo y se convierte en una imagen importante, pasando por gente que mantiene una conversación on-line para lograr un mejor entendimiento de su comunidad o de un tema en concreto. También se puede manifestar como un medio de comunicación que invita a los ciudadanos a participar, o como personas que tienen blogsvídeo blogs podcast, entre otros.

© 2003-2016 Comunicologos.com. Todos los derechos reservados.