Marketing Viral



El Marketing renueva sus estrategias adaptándose a las innovaciones técnicas y cambios culturales que se suceden incansablemente. Un ejemplo de ello es que en un contexto donde los hacedores de redes se jactan de alcanzar a decenas de millones de consumidores, se expande la viralidad. Así comienza a hablarse de Marketing Viral.
 
Las características más destacadas de esta forma de promover marcas y productos son realmente tentadoras: bajo costo, reenvío exponencial, generación de base de datos y buena aceptación entre los destinatarios. Sin embargo, la posibilidad de sus beneficios es exactamente inversa en caso de que algo falle. Es decir una campaña de Marketing Viral que descuide algún elemento que le impida dar el resultado esperado puede devenir en una imagen negativa para la marca o producto.
 
Entonces, un paso fundamental, como en toda campaña, es conocer adecuadamente al cliente. Entender su cultura y sus valores, su Imagen Institucional, ver campañas anteriores, comprender si está definido su posicionamiento en el mercado. Por supuesto que es tan necesario como lo anterior segmentar el target y definir cuál es nuestro objetivo. De esta forma, las estrategias virales pueden utilizarse satisfactoriamente siempre que sean las acertadas para el contexto del cliente.
 
En general, estas campañas se basan en la difusión de videos polémicos o graciosos, juegos y los más creativos contenidos en Internet.
 
También, es común que se trate de marketing encubierto donde es fundamental que no se devele cuál es la marca que está detrás de la iniciativa, caso contrario no sólo estaremos expuestos al fracaso, sino a una inmediata imagen negativa.
 
Entre los Tipos más comunes de Marketing Viral podemos mencionar:
 
E-mail que se reenvía.
E-mail que se reenvía con un incentivo.
Encubierto: nunca se debe dar a conocer su verdadero emisor.
Rumor: de boca en boca.
A través de bases de datos gestionadas por usuarios, por ejemplo las comunidades de Internet.
 
Cómo Métodos de Transmisión se puede recurrir desde la Web a sus usuarios, comentarios de Boca en Boca de mails recibidos, mensajes en chats o a través de mensajes de texto, Bluetooth, entre otros.
 
En todos los casos, debemos tener en cuenta que e tamaño del archivo es muy importante: siempre debe ser liviano; los contenidos generados deben estar en formatos que se puedan abrir en cualquier PC. También, para la implementación de cualquier campaña de Marketing Viral, debemos tener en cuenta que los antivirus y antispam bloquean archivos adjuntos.

© 2003-2016 Comunicologos.com. Todos los derechos reservados.